martes, 15 de enero de 2013

Milagros, cero


Al decir la verdad, confieso que borre dos veces este post. La realidad es que me siento... no sé, y enserio no sé. Y me molesta esa sensación de inseguridad, no me gusta mucho no tener control sobre lo que me pasa. Es todo muy insoportable, estoy insufrible, quiero irme de acá. La relación con mis papás esta ahí, ellos nos discuten y yo les respondo lo justo y necesario, siempre dejandoles en claro que estoy enojada, de mal humor. Solo espero que estos días malos terminen.

2 comentarios:

  1. Ánimo hermosa... A veces la base para la tranquilidad es estar en paz con uno mismo. Inténtalo, relájate... Un beso! :)

    ResponderEliminar
  2. Uf, no tenes idea como te entiendo. Me siento exactamente igual.

    ResponderEliminar

Cántame la posta de la vida.