miércoles, 5 de junio de 2013

Ironía de la vida.


La realidad es que estoy siendo desleal conmigo misma. En cualquier momento el destino me va a jugar una mala pasada, y la que va a quedar afectada, soy yo.
Me jacto de "sincera", pero no creo estar siendo muy sincera conmigo, con mi familia, con mis amigos.
Pero es que ellos no pueden esperar de mi parte que no arme una faceta cuando ya uno, no puede abrirse completamente a otro, sin ser juzgado. Y si tengo que ser un poco careta para seguir manteniendo ciertas relaciones, lo voy a seguir haciendo. Pero se que esta mal. No seria la verdadera Milagros, que grita desde lo mas profundo que "son todos una manga de caretas, y me incluyo".
Y ya no puedo justificarme con un "estoy estancada, no se que esperan de mi", cuando ni yo se que esperar de mi.

5 comentarios:

  1. Hola Mili! Gracias por pasarte por mi blog, desde ya te estoy siguiendo, soy tu seguidora numero 98♥ Me gusto mucha tu entrada, mas precisamente con la parte donde dices "uno, no puede abrirse completamente a otro, sin ser juzgado", pero yo difiero en algunas cuestiones, yo por mi lado, para no aguantar a la gente que me cae mal me encierro en mi misma y la ignoro! Saludos guapura.

    Besos grandes, Natalia. www.dreamanewworld.blogspot.com.ar/ ♥

    ResponderEliminar
  2. Acabo de descubrir tu blog, me gusta mucho!, te sigo para no perderte la pista, un saludo <3

    ResponderEliminar
  3. sé lo que es no entenderse a sí misma, dios, espero que puedas encontrar la forma de resolver tu dilema y así no vivir con él.

    ResponderEliminar
  4. Soy tu seguidora 100, yei!
    En fin, es dificíl descubrir quien eres, pero no es imposible, solo trata de conocerte mejor, de escucharte y de seguirte a ti misma.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Cántame la posta de la vida.